Posts Tagged ‘Joker

18
Oct
19

Animus criticandi: Joker (2019)

“La película más peligrosa del año”. Cualquiera que siguiese comentarios, opiniones o artículos a través de redes sociales vería que esta última versión cinematográfica del Joker traía una polémica, estéril si la repasamos tras su estreno, relativa a una probable influencia negativa en determinado tipo de público; grupos de inadaptados cercanos ideológicamente a la extrema derecha capaces de tomar esta película como un acicate para cometer matanzas u otro tipo de crimen supuestamente liberadores para estas personas. En fin, ya se ha estrenado en todos los cines y el mundo sigue igual que antes, aunque hay algo que, bajo mi punto de vista, ya no va a ser lo mismo. Me refiero a las nuevas adaptaciones que se realicen sobre los universos de, principalmente, Marvel y DC, surgidos a la sombra del Joker.

Algunas críticas apenas lo mencionan, o directamente no lo hacen, y es que estamos frente a una cinta ganadora del León de Oro en Venecia lo que la sitúa en el mismo palmarés que, por ejemplo, El año pasado en Marienbad (1961), La Batalla de Argel (1966), Atlantic City (1980) o El Regreso (2003). Insisto en la necesidad de resaltar este logro porque, más allá de las virtudes y características del propio film que van a impulsar una “experimentación” o tratamientos similares a lo que ha hecho Todd Philips con el Joker, añade un prestigio del que carecían las adaptaciones de superhéroes y villanos de los tebeos. Por supuesto no vamos a ser románticos, porque el prestigio y los premios están muy bien pero la que manda es la taquilla y ésta está funcionando de maravilla para la Warner.

La decisión más inteligente que toma un sorprendente Todd Philips, para construir la historia y el viaje del personaje, es la de ambientar toda la película en una Gotham sucia, claustrofóbica y al borde del colapso socio-económico. A partir de ahí lo que le ocurre a Arthur Fleck es el resultado de la lucha día a día, en ese contexto tan difícil, mientras lidia con su delicada salud mental hasta la caída definitiva en la demencia más absoluta.

Hay otro pilar fundamental en el que se apoya y es la interpretación de Joaquin Phoenix, capaz de reír y llorar a la vez. No se trata solamente del aspecto físico extremadamente delgado y demacrado, ni tampoco la risa diabólica que incorpora al personaje, sino a través de miradas en primer plano construye un personaje roto y lleno de traumas irreparables. No sé qué ocurrirá de aquí a las temporadas de premios pero en estos momentos es el candidato más claro para la estatuilla a mejor actor. Tampoco podemos desmerecer la labor de Todd Philips, pese a contar con una filmografía que no invitaba al optimismo, ha demostrada una tremenda personalidad y determinación pera llevar a cabo este proyecto.

No es perfecta, tampoco lo pretende, es más, no le importa llevar situaciones y escenas al límite con decisiones que pueden no satisfacer a todos, pero ahí reside parte de su encanto. Joker es un triunfo como una deconstrucción de referentes, Taxi Driver o El Rey de la Comedia como los más destacables, y de los elementos prestados que conforman el universo de Batman: Gotham, Thomas y Bruce Wayne, el propio Arthur Fleck,… Huye de los principales lugares comunes ya narrados en anteriores adaptaciones y ofrece algo nuevo, incómodo y, sí, se presenta como alternativa al modelo imperante de Marvel/Disney. Si las licencias de Warner/DC quieren triunfar deberían seguir este camino.

06
Ago
12

Animus criticandi: The Dark Knight Rises

Sin duda alguna era la película más esperada de este año, por lo menos para mí. Tenía como objetivo cerrar la trilogía abierta allá por el 2005 con la notable Batman Begins, donde se mostraba una nueva mirada sobre el hombre murciélago, mucho más negra y adulta que sus predecesores. Tras este interesante comienzo llegamos al verano del 2008 con el estreno de su segunda parte, El Caballero Oscuro, la que es por méritos propios la mejor película de Batman hasta la fecha, un filme hipnótico desde el minuto uno hasta su final, acompañado por la magistral interpretación del desaparecido Heath Ledger.

Finalmente, cuatro años después, llegamos a Batman 3 o El Caballero Oscuro la Leyenda Renace, el cierre definitivo al Batman de Cristopher Nolan. La más cara y de más metraje de todas, también la más espectacular en sus escenas de acción pero muy irregular en cuanto a su desarrollo narrativo.

Hace ocho años que Batman desapareció en la oscuridad, dejando de ser un héroe para convertirse en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona, que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio. (FILMAFFINITY)

El reparto está encabezado por los habituales: Christian Bale, Gary Oldman, Michael Caine y Morgan Freeman. Además de las nuevas incorporaciones: Anne Hathaway, Tom Hardy, Marion Cottillard, Joseph Gordon-Levitt y Matthew Modine.

Creo que este numeroso reparto de personajes es lo que impide que la película se convierta en una cinta más notable. Christopher Nolan tiene que desarrollar las diferentes líneas narrativas de cada uno de los personajes y relacionarlas con la trama central, todo en dos horas y media. Provoca que muchos personajes tiendan a aparecer y desaparecer constantemente sin profundizar en ellos.

Por el otro lado están los diálogos que no son ni la mitad de acertados que en El Caballero Oscuro, en ocasiones demasiado dramáticos como por ejemplo los que mantiene Alfred con Bruce Wayne o  breves y fríos, Miranda (Marion Cotillard) y Wayne. Ni siquiera los monólogos de Bane alcanzan la fuerza necesaria como para infundir terror.

El personaje interpretado por Marion Cotillard, merece una reseña aparte. Su importancia es vital para el desarrollo de la película y sobre todo del final. Nolan decide no explotarlo y mostrar su verdadera naturaleza en el final, a través de un giro de guión demasiado efectista para mi gusto.

Ahora vamos con los aspectos positivos de la película, que aun tiene unos cuantos. Para empezar, las secuencias de acción, todas son espectaculares. Le sigue las dos peleas que mantienen Bane y Batman,  están brillantemente ejecutadas.

Por primera vez en la saga vemos a un Bruce Wayne agotado de ser el caballero oscuro de Gotham y Christian Bale lo hace notar de manera excepcional. Nada que reprochar a la magistral actuación que Tom Hardy realiza de Bane.

En conclusión, una película con muchos altibajos pero también con grandes momentos que coinciden con las escenas de acción.  Si tuviese que darle una nota numérica sería un seis sobre diez.