Posts Tagged ‘Cristopher Nolan

01
Dic
14

Animus criticandi: Interstellar

interstellar-poster

Interstellar, el noveno largometraje de Cristopher Nolan, representa un cambio en la carrera del director británico. Deja atrás la oscuridad y las temáticas centradas en las obsesiones de personajes atormentados para expandir la historia hacia lo más profundo del espacio.

Tras nueve películas y recaudaciones millonarias, no hay duda que Cristopher Nolan ya no es sólo un mero director comercial con su sello particular, sino que transciende hasta la categoría de creador cinematográfico de culto, que no pierde de vista la vertiente comercial de sus obras. Esa etiqueta conlleva que todas sus películas tengan las mismas legiones de detractores como de admiradores.

interstellar-dust

Estoy seguro que Interstellar acentuará esta situación, hasta un punto nunca visto en la filmografía de Nolan, ¿los motivos? Es un trabajo muy ambicioso, más profundo de lo que aparenta, personal y sentimental, lleno de conceptos físicos e irregular en sus casi tres horas de metraje, sin embargo, por encima de todo, ofrece un viaje hacia lo más profundo del cosmos como muy pocas veces hemos visto y que compensa, en buena medida, cualquier consideración negativa que se pueda hacer.

Inspirada por el trabajo del físico teórico y divulgador Kip Thorne, el argumento de la pelicula nos sitúa en la Tierra incapaz de sostener a la raza humana convertida en una sociedad agraria, las cosechas son asoladas por las plagas y las constantes tormentas de arena; la ciencia y sus enesñanzas han dejado paso a la burocracia mientras los hombres se resignan o se desplazan en busca de un lugar mejor. Cooper (Matthew MacConaughey), un expiloto de pruebas de la NASA, padre de familia viudo, ingeniero convertido en granjero, cuida de su familia: su suegro, Donald; su hijo mayor Tom y Murphy, su hija de diez años, con la que mantiene la relación más cercana y se convertirá en el pilar de la historia.

Oscar2015Interstellar02

En esa primera mitad, la presentación del contexto, nos topamos con los momentos de mayor debilidad del filme. No se ofrece una visión global del problema en la Tierra, se halla excesivamente condensada en esa pequeña familia americana y los datos que nos permiten formar el entorno dan la sensación de estar calculados para ofrecer la información justa en unos diálogos, por momentos, forzados. Pero conviene recalcar las bondades que hay en este comienzo, y es que encontramos referencias directas a Encuentros en la tercera fase (1977) y a The Dust Bowl, una serie de tormentas de arena que asolaron el Medio Oeste americano en los años 30 provocando el éxodo masivo de granjeros, su presencia en el filme nos remite a Las uvas de la ira (1939).

Como largometraje de madurez, Nolan, incorpora la mayor carga emocional, y es la primera vez en la cual presta atención al sentimiento de la historia buscando la complicidad con el espectador, a través de la cercana relación entre padre e hijos (más con su hija pequeña) y cómo éste tratará de hacer lo que sea necesario para salvar sus vidas, incluso viajar hasta un agujero negro. Para muchos, me incluyo, podría ser otro aspecto irregular o débil, en cambio está resuelto de una manera muy sólida y, como dije, es la llave que articula todo el sentido de la historia. Bajo este punto se puede reflexionar sobre los grandes autores de ciencia-ficción, Isaac Asimov y Arthur C. Clarke, por focalizar en los más célebres, y cómo éstos carecían de esa vertiente humana en detrimento de una profusa descripción de las maravillas tecnológicas o los asombrosos lugares de la galaxia, descuidando así la evolución de los protagonistas como personas dentro de la historia. Nolan, creo yo, consciente de esas carencias intenta superar la tradición tan habitual en la ciencia-ficción introduciendo elementos emotivos no como un adorno sino como una base que da paso a la ciencia-ficción.

Antes de partir al espacio, como marca de la casa, las explicaciones sobre lo que ocurrirá se suceden con el objetivo de preparar y asentar el mecanismo de la historia restante. No entro a valorar si son correctas, excesivas o innecesarias, únicamente digo que en este caso son conceptos físicos complejos incluso para los estudiosos, además es cine comercial y a Nolan le importa el público. Como ya hizo en Inception, película que empleaba el espacio de los sueños como un lugar que le permitió configurar un thriller de acción, no sin antes establecer de manera muy clara las reglas de su película con abundantes explicaciones, más numerosas que en Interstellar.

interstellar-gargantua

Interstellar muestra todo su carácter en el viaje espacial, la llegada y posterior entrada en el agujero negro supermasivo, el recorrido por los planetas que deben explorar para encontrar un lugar apto y poder comenzar de nuevo con la humanidad. Todo se convierte en una verdadera aventura espacial, adornado por las fantásticas referencias a 2001: una odisea del espacio.

Forman junto a un excelente y renacido Matthew MacConaughey, un reparto solvente, con Anne Hathaway que le acompañará en la expedición, Michael Caine el profesor impulsor del viaje espacial, Jessica Chastain, Cassey Affleck y Matt Damon. Estos últimos conviene que descubráis vosotros qué papel juegan.

o-INTERSTELLAR-TRAILER-facebook

Las historias dentro de otras, son constantes, forma parte de su manera de entender el cine, mediante montajes paralelos y a medida que nos acercamos al desenlace aumentan su presencia y convierten la película en un carrusel de sensaciones.

No hay adjetivos para definir el poderío visual y la capacidad que tiene para poner en escena teorías físicas sobre relatividad temporal, agujeros negros, supergravedad, el hábitat de los planetas sometidos a la masa de un agujero negro, y más detalles que conviene no desvelar. Todo respeta en gran medida sus leyes físicas gracias al excelente trabajo realizado con Kip Thorne y los diferentes supervisores científicos.

Siguiendo con el aspecto visual, Nolan cree en el cine como espectáculo y sabe que sus películas se disfrutan al máximo en un sala de cine. No es casualidad que siga apostando por el celuloide en formato IMAX capaz de ofrecer la máxima calidad de imagen y conservar el “grano” de la exhibición cinematográfica más clásica. Sin olvidar el buen trabajo de Hans Zimmer para la banda sonora, con una partitura más minimalista y adaptada al ambiente espacial, aunque mantiene los fragmentos intensos habituales de sus colaboraciones con Nolan en los momentos de suspense.

interstellar-141022a-618x400

Me detengo aquí, no quiero destripar más ni condicionar el visionado, lo único que añado es que vayáis al cine, el mejor lugar para verla, allí intentad disfrutad de este viaje con un final redondo y donde la palabra interestelar cobra todo su significado.

 

 

 

 

 

 

Anuncios
06
Ago
12

Animus criticandi: The Dark Knight Rises

Sin duda alguna era la película más esperada de este año, por lo menos para mí. Tenía como objetivo cerrar la trilogía abierta allá por el 2005 con la notable Batman Begins, donde se mostraba una nueva mirada sobre el hombre murciélago, mucho más negra y adulta que sus predecesores. Tras este interesante comienzo llegamos al verano del 2008 con el estreno de su segunda parte, El Caballero Oscuro, la que es por méritos propios la mejor película de Batman hasta la fecha, un filme hipnótico desde el minuto uno hasta su final, acompañado por la magistral interpretación del desaparecido Heath Ledger.

Finalmente, cuatro años después, llegamos a Batman 3 o El Caballero Oscuro la Leyenda Renace, el cierre definitivo al Batman de Cristopher Nolan. La más cara y de más metraje de todas, también la más espectacular en sus escenas de acción pero muy irregular en cuanto a su desarrollo narrativo.

Hace ocho años que Batman desapareció en la oscuridad, dejando de ser un héroe para convertirse en fugitivo. Al asumir la culpa por la muerte del fiscal del distrito Harvey Dent, el Caballero Oscuro decidió sacrificarlo todo por lo que consideraba, al igual que el Comisario Gordon, un bien mayor. La mentira funciona durante un tiempo, ya que la actividad criminal de la ciudad de Gotham se ve aplacada gracias a la dura Ley Dent. Pero todo cambia con la llegada de una astuta gata ladrona, que pretende llevar a cabo un misterioso plan. Sin embargo, mucho más peligrosa es la aparición en escena de Bane, un terrorista enmascarado cuyos despiadados planes para la ciudad obligan a Bruce a regresar de su voluntario exilio. (FILMAFFINITY)

El reparto está encabezado por los habituales: Christian Bale, Gary Oldman, Michael Caine y Morgan Freeman. Además de las nuevas incorporaciones: Anne Hathaway, Tom Hardy, Marion Cottillard, Joseph Gordon-Levitt y Matthew Modine.

Creo que este numeroso reparto de personajes es lo que impide que la película se convierta en una cinta más notable. Christopher Nolan tiene que desarrollar las diferentes líneas narrativas de cada uno de los personajes y relacionarlas con la trama central, todo en dos horas y media. Provoca que muchos personajes tiendan a aparecer y desaparecer constantemente sin profundizar en ellos.

Por el otro lado están los diálogos que no son ni la mitad de acertados que en El Caballero Oscuro, en ocasiones demasiado dramáticos como por ejemplo los que mantiene Alfred con Bruce Wayne o  breves y fríos, Miranda (Marion Cotillard) y Wayne. Ni siquiera los monólogos de Bane alcanzan la fuerza necesaria como para infundir terror.

El personaje interpretado por Marion Cotillard, merece una reseña aparte. Su importancia es vital para el desarrollo de la película y sobre todo del final. Nolan decide no explotarlo y mostrar su verdadera naturaleza en el final, a través de un giro de guión demasiado efectista para mi gusto.

Ahora vamos con los aspectos positivos de la película, que aun tiene unos cuantos. Para empezar, las secuencias de acción, todas son espectaculares. Le sigue las dos peleas que mantienen Bane y Batman,  están brillantemente ejecutadas.

Por primera vez en la saga vemos a un Bruce Wayne agotado de ser el caballero oscuro de Gotham y Christian Bale lo hace notar de manera excepcional. Nada que reprochar a la magistral actuación que Tom Hardy realiza de Bane.

En conclusión, una película con muchos altibajos pero también con grandes momentos que coinciden con las escenas de acción.  Si tuviese que darle una nota numérica sería un seis sobre diez.