Posts Tagged ‘Amores Perros

10
Feb
16

Animus criticandi: The Revenant (2015)

revenant-leo

Hace un año, más o menos, Birdman (2014) mostraba el excelente momento creativo de Alejandro González Iñárritu, certificado por cuatro Oscars (mejor fotografía, guión, director y película) y se intuía un apasionante futuro de nuevos proyectos, pues bien, su nueva película no hace sino dejar claro que en Hollywood, actualmente, hay muy pocos como él.

Antes de comenzar cualquier análisis conviene decir que, tras ver toda la filmografía del director mexicano, The Revenant ofrece las señas de identidad más importantes de su cine, por ejemplo el sufrimiento humano (explorado ampliamente en Amores Perros, 21 Gramos, Babel  o Biutiful) así como la pericia técnica desplegada en Birdman con el serio respaldo de Emmanuel Lubezki, por lo que rompe definitivamente con esa imagen feísta de sus primeros trabajos.

Desde mucho antes del estreno de The Revenant se sabía que el argumento no iba a ser el más original del mundo: Hugh Glass (Leonardo DiCaprio), un explorador, y su hijo mestizo participan en una expedición de tramperos a la búsqueda de pieles, hasta que el ataque de una osa le deja gravemente malherido y en su agonía es abandonado por su compañero John Fitzgerald (Tom Hardy), el dolor y las ansias de venganza le permitirán sobrevivir para consumar su objetivo. Huelga decir que ahí no está su genialidad, esta reside en la aproximación a la acción, visceral y sin concesiones, haciendo el uso más inteligente de los efectos digitales y visuales que he visto en mucho tiempo. Al igual que en Birdman la cámara navega entre las escenas perfectamente coreografiadas realizando complejísimos movimientos: planos secuencia, travellings, grandes planos generales y primerísimos planos de los actores, esto último añade una sensación de tridimensionalidad y cercanía redondeada por dos interpretaciones magistrales a cargo de DiCaprio y Hardy que confluyen en un desenlace maravilloso.

1401revenant

En medio de tanta dureza hay espacio para momentos líricos llenos de carga simbólica que homenajean a Andrei Tarkovsky o Terrence Malick. Curiosamente, debido a la naturaleza de la narración, estos momentos podrían no haber funcionado pero están escogidos con precisión y surgen desde los recuerdos, alucinaciones o ensoñaciones del protagonista por lo que tienen sentido dentro del conjunto de la película.

THE REVENANT Copyright © 2015 Twentieth Century Fox Film Corporation. All rights reserved. THE REVENANT Motion Picture Copyright © 2015 Regency Entertainment (USA), Inc. and Monarchy Enterprises S.a.r.l. All rights reserved.Not for sale or duplication.

Si a través de la realización y las interpretaciones logra sumergirte en ese sufrimiento, seguro que si no hubiese sido filmada en remotos parajes naturales el resultado hubiese sido muy diferente. The Revenant recupera la tradición que Hollywood desterró tras esa generación de cineastas que revitalizó a una industria moribunda, hablo de Michael Cimino, Francis Ford Coppola, William Friedkin, etc. Y me refiero a esos complejos rodajes en exteriores con poco control donde se obtienen unos enormes beneficios a nivel artístico.

The-Revenant-Landscape

Si no lo había hecho con anterioridad ahora no hay dudas, Emmannuel Lubezki, el director de fotografía, entra de lleno en la historia del cine, así de simple, la belleza de las imágenes iluminadas exclusivamente por la luz natural hace que el cine digital dé un paso adelante uniendo el enorme grado de detalle, que se obtiene con las nuevas cámaras, al innegable logro estético que supone. Hay más magia en un diálogo entre dos personajes a la luz de una hoguera que en cualquier blockbuster reciente inflado de efectos digitales.

the-revenant-df-14050r_rgb_wide-d924e1387f2e4905653c15dcc5214d4be269e3a0-s900-c85

Y ya para terminar, me gustaría hacer un comentario sobre la valoración común de las críticas menos favorables hacia The Revenant, en ellas se dice que es una película con una factura técnica brillante y de bellas imágenes pero que no logra contagiar emoción, sin duda un argumento inútil para valorar una película, emplear una cualidad tan subjetiva con la intención de no profundizar más en las causas de por qué el filme no gusta demuestra una dejadez preocupante. Mi consejo es que no les hagan caso y vayan a verla.

Anuncios
22
Ene
15

Animus criticandi: Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia) (2014)

Cartel-de-Birdman

La carrera de Alejandro González Iñárritu mostraba claros signos de agotamiento, Babel y Biutiful estaban lejos de la maestría de Amores Perros o 21 gramos. ¿Su nueva película seguiría el mismo camino? ¿O su talento como narrador se había esfumado?

Tras un parón cinematográfico de cuatro años, Iñárritu, regresa con Birdman, una película brillante y genial, su mejor obra. Una cinta sobre el oficio de actor y por extensión de cualquier creador o artista que busca la relevancia de su labor.

Michael Keaton encarna a Riggan Thomson, otrora estrella de una taquillera saga de superhéroes llamada Birdman (la referencia está muy clara), que intenta llevar a cabo la representación en Broadway de una obra de Raymond Carver, la cual dirige, interpreta y produce. Mientras, tendrá que lidiar con su voz interior (representada por Birdman), los avatares de la producción y los problemas con su familia y el resto del reparto.

birdman-movie-still-13

Ejecutada en un solo plano secuencia, eso sí, editado para falsear la unidad de la toma, hace que Birdman se convierta en un prodigio formal. La historia avanza por los pasillos del teatro a un ritmo frenético, como si se tratase de las interioridades de los personajes; con situaciones desbordantes de ingenio y de excelente comicidad, inédita en el cine del mexicano.

Iñárritu abandona el montaje fragmentado que realizaba con su anterior guionista, Guillermo Arriaga, para apostar por la unidad de la historia facilitando la fluidez de las situaciones. Se libera de los precisos guiones de su compatriota para lanzarse a una nueva etapa como narrador. Eso sí, mantiene una de sus señas de identidad: los personajes atormentados en constante lucha vital.

Birdman

Se produce algo curioso respecto al guión de Birdman y es que toda la producción se llevó a cabo sin improvisación de ningún tipo, en cambio, transmite todo lo contrario, da la sensación de ser una obra llena de libertad creativa, tanto del director como de los intérpretes. Quizás la excelente banda sonora puede que me haya ayudado a realizar esa apreciación, porque durante gran parte del filme las acciones vienen acompañadas por un agitado solo de batería, a ritmo de free-jazz, la que es, sin duda, la mejor opción musical y capaz de eliminar cualquier pretenciosidad de las imágenes, algo de lo que adolecían sus dos últimos trabajos.

Tanto la forma y el fondo de la película cargan la mayor parte de su peso en unos actores fantásticos. Michael Keaton renace para interpretar a un personaje hecho a su medida, Edward Norton en un papel genial, Naomi Watts,Emma Stone, Zach Galifiniakis y demás intérpretes están a un nivel excelso.

birdman-movie-keaton-norton

Birdman tiene una relación muy próxima con el presente siendo, además, muy crítica; Twitter y la viralidad en Internet, Youtube o la repercusión instanánea que se obtiene a través de esas plataformas, los blockbusters de superhéroes y sus interminables sagas, dardos envenenados hacia los críticos, publicistas e incluso célebres compañeros de profesión.

Emmanuel Lubezki es el artífice, sin olvidar a Iñárritu, de que todo el dispositivo técnico brille a un nivel soberbio. Los juegos de luces dentro del teatro, en la calle o los propios decorados de la representación son fabulosos, de una ejecución técnica complejísima y, además,  el magistral uso de la cámara desencadenada que se comporta como un personaje más. Todo lo mencionado bien le puede valer su segundo Oscar consecutivo, es mi principal apuesta para esa categoría.

Birdman_courtesy_Fox_Searchlight

Este nuevo camino de Iñárritu promete grandes cosas.

16
Sep
13

Animus criticandi: El atlas de las nubes

El_atlas_de_las_nubes-447437455-large

A mediados del 2012 vio la luz un extenso tráiler de más de cinco minutos de duración, algo fuera de lo común en este tipo de vídeos promocionales, que adaptaba la novela Cloud Atlas (2004) de David Mitchell. Sorprendido por ese avance que te conducía por diferentes historias en el pasado, presente y futuro, cuyos personajes principales estarían interpretados por los mismos actores. Además la realización y el guión corrían a cargo de tres realizadores: Tom Tywker, artífice de la interesante Corre, Lola, corre (1998) y los hermanos Wachowski, padres de la trilogía Matrix y guionistas de V de Vendetta. La última sorpresa vino de la mano de su amplio reparto lleno de rostros muy conocidos: Tom Hanks, Halle Berry, Hugh Grant, Hugo Weaving, Ben Wishaw, Susan Sarandon, Jim Broadbent, Jim Sturgess, Bae Doona, Keith David y James D´Arcy.

No voy a desvelar detallles de la trama, voy a dar pequeños detalles críticos sobre la película, no me interesa destriparla parte por parte. Así que no hay spoilers, leed con tranquilidad

El argumento, al igual que en la novela, sigue los sucesos de seis historias desarrolladas entre el pasado (1849, 1936 y 1973), presente (2012) y futuro (2144 y 2321). Todas conectadas por pequeños detalles y contenidas detro de cada una.

cloudatlasf2

Después de todas estas expectativas o hype, que es como se dice ahora. La película ha sido un fracaso en la taquilla americana, su recaudación total asciende a 27 millones $  y la global son 130 millones $, cuando la cinta costó 100 millones de $, recuperando poca cantidad invertida.

Ahora, personalmente, antes de ver esta película no tenía puestas muchas esperanzas, pensaba que todo sería más sensiblero, con filosofía barata y un espectáculo vacuo; pero todo lo contrario el filme me ha sorprendido y ahora os explicaré el por qué.

foto-jim-sturgess-y-david-gyasi-en-el-atlas-de-las-nubes-351

Tengo que destacar su ritmo, es verdaderamente entretenida, los tres realizadores y la labor de los montadores evitan que la película caiga en el caos descontrolado o la monotonía, deseando ver el desarrollo de la siguiente historia. Con todo esto hacen que la película funcione, casi, como un viaje y todos los magnificos escenarios contribuyen a ello.

Supongo que la novela tendrá más calado filosófico y místico que el que ofrece la película, pero los creadores han optado por buscar equilibrio entre ritmo y profundidad intelectual. Hay un acercamiento a esa temática metafísica pero sólo en determinados momentos, es superficial, sí, pero funciona de manera correcta por cómo están ejecutadas  las diferentes historias.

En el filme hay momentos verdaderamente inspirados: en la parte de 1936, la creación de una sinfonia llamada El Atlas de las Nubes, o el fragmento del 2114, en Neo Seoul, un tramo de ciencia ficción de calidad orquestado por los Wachowski.

atlas-nubes-1

La idea de que los actores interpreten a diferentes personajes es muy interesante que casa de manera perfecta con las características de las historias. Pero en ocasiones el excesivo maquillaje mancha esa buena ideaHugo Weaving, Tom Hanks Jim Broadbent son los actores que más partido sacan a sus diferentes personajes.

Bien, todo esto es muy bonito y hace que parezca perfecto, pero tiene puntos negativos que conviene resaltar.

foto-tom-hanks-en-el-atlas-de-las-nubes-6-391

Para empezar, el salto de una historia a otra puede desconcertar a los espectadores, esto es un aspecto discutible pero lo siguiente no; en fragmentos donde las historias están llegando a su clímax los cambios que se producen son bruscos  impidiendo un desarrollo fluido. En este punto es lógico pensar que los guionistas no hayan encontrado una manera mejor de realizar esos saltos entre fragmentos.

Relacionado con lo anterior, hay fragmentos que se muestran demasiado estructurados, parecen pequeños cortometrajes que se van interrumpiendo. Ésto afecta a que la aparación de determinados personajes secundarios, con relativa importancia, tengan poca presencia haciendo muy difícil que te creas sus acciones.

foto-el-atlas-de-las-nubes-16-693

Podríamos enmarcar esta película dentro de ese subgénero del drama urbano que en los años 90 encontró su paradigma, de la mano de Short Cuts (1993) de Robert Altman, seguido por Magnolia (1999) de Paul Thomas Anderson, Amores Perros  (2000) de Alejandro González Iñárritu o Crash (2004) de Paul Haggis. Todos estos filmes de historias cruzadas tienen lugar en un mismo plano espacial y temporal, la ciudad. Además de existir una mayor o menor carga crítica hacia los comportamientos humanos o el ambiente en el que se habita. El atlas de las nubes se podría acotar en ese subgénero pero con una diferencia clave, hay una mezcla de géneros muy destacable en esta cinta: histórica, ciencia ficción, comedia, romance e incluso comedia.

En definitiva, una buena película que presenta un planteamiento poco común, excelentes momentos y entretenimiento, es lo más atrevido que encontraréis en las carteleras de los cines, bueno ahora en la sección de DVDs.

Puntuación:7/10