30
Jun
12

Recomendación cinéfila: Mon oncle (1958)

Después de la introducción al blog, quiero ir directamente a lo que me interesa que es hablar de cine y no hay nada mejor para hacerlo que hablar de la obra maestra del director y gran cómico francés Jacques Tati.

Seguramente muchos de vosotros no conozcáis la película que os recomiendo, a algunos quizás os suene el nombre de Jacques Tati o directamente pasáis del tema y como es lógico tendréis prisa por marcharos. Si sois los últimos que he mencionado os dejo salir de este blog, en cambio a los interesados les sugiero que se queden, no les decepcionaré.

Tras Las vacaciones de Monseiur Hulot, Mi tío fue su segunda película estrenada en color y protagonizada de nuevo por su alter ego en la pantalla, el torpe y extravagante Monseiur Hulot.  Este personaje convierte a Tati en el digno heredero de Charles Chaplin con su “Charlot”.

La historia de Mi tío tiene lugar entre dos barrios, en uno viven los burgueses, tecnificado y gris, y en el otro es donde residen los obreros con una  vida más humilde y sencilla. Monseiur Hulot reside en este último barrio donde dialoga con sus vecinos, los niños juegan por las calles y todo le resulta amable y familiar. Mientras, en el otro barrio, los parientes de Hulot llevan una vida ultramoderna en su chalet tecnificado con todo tipo de artilugios. Pero su vida se verá alterada con la llegada de Hulot que acabará convirtiéndose en el mejor amigo de su sobrino.

Este punto de partida le sirve a Tati para realizar una crítica contra la sociedad moderna. Aquí encontramos un paralelismo con la película Tiempos Modernos de Chaplin. En ella el cómico americano realizó una excelente sátira contra la excesiva deshumanización del trabajo y el capitalismo salvaje de comienzos de siglo.  Y es que Tati, al igual que su alter ego Hulot, prefiere los ambientes humildes y sencillos.

Como sus anteriores trabajos, Mi tío, continúa siendo cine mudo al que se le ha incorporado el sonido frente a los diálogos para que éstos acompañen a la imagen, que a su vez nos muestra cómo reaccionan los personajes comportándose casi como mimos.  Sin olvidarnos de la fantástica música de Alain Romans y Frank Barcellini.

Es una lástima que Mi tío no haya logrado una difusión mayor entre el público, a pesar de que recibió el Oscar a mejor película de habla no inglesa. Pero en definitiva es la obra de un maestro, donde todo funciona a la perfección y su historia rebosa sensibilidad.

Os dejo a Monseiur Hulot “luchando” contra la tecnología

Ficha en Filmaffinity

Ficha en IMDB

Reportaje realizado en Días de cine sobre la película

Anuncios

0 Responses to “Recomendación cinéfila: Mon oncle (1958)”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: